Blog. ¿Crema, Sérum o Booster? Conoce las principales diferencias y elige la que mejor se adapte a la piel.
Mejor se adapta a tu piel

Blog. ¿Crema, Sérum o Booster? Conoce las principales diferencias y elige la que mejor se adapte a la piel.

¿Crema, Sérum o Booster? Conoce las principales diferencias y elige la que mejor se adapte a la piel.

 

En el mundo de la cosmética tenemos tantos productos con acciones especificas que en ocasiones puede resultar complicado, incluso para la profesional, diferenciar que tipo de producto es el adecuado para la piel de la clienta y cuando es optima su aplicación.

La crema facial varia siempre en función de su tipología, es decir, puede ser de acción hidratante, antiarrugas, lifting, etc. Con lo cual tienen una acción especifica siempre. La textura es fluida pero rápidamente reconocible ya que no es muy ligera. Lo importante es saber que la crema actúa sobre las capas superficiales de la piel, pero no sobre las capas profundas.

La aplicación de la crema es de dos veces al día, mañana y noche. Generalmente hasta las 30 años será suficiente una crema hidratante para ambos momentos, pero después es necesario elegir otra especifica de noche para asegurar un resultado satisfactorio. La cantidad que se utiliza en cara y cuello es generosa y la mayoría contienen factor SPF por lo que protegen la piel de la exposición solar.

El sérum o concentrado tienen una acción especifica al igual que las cremas. Sin embargo, actúa sobre las capas profundas de la piel, pero no las superficiales. Es decir, actúa al contrario que la crema, por lo que se suelen combinar para potenciar su efecto. Generalmente se recomienda la crema de día y utilizar el sérum por la noche antes de la crema, aplicados conjuntamente.

La textura es muy ligera ya que su objetivo es que tenga una absorción rápida y fácil. Al contrario que la crema, solo necesitamos una pequeña dosis para su aplicación. Debido a su concentración de principios activos, solo necesitamos dos o tres gotas de producto.

El booster, como su nombre indica, es un acelerador de la acción especifica para la que esta pensado. Es decir, cuenta con una concentración máxima de principios activos. Lo que la hace, a diferencia de la crema y el sérum, el producto cosmético con mayor concentración activa.

La diferenciamos porque su textura es muy ligera y sedosa. Debido a su concentración de activos su efectividad es intensa y prolongada. A la vez, tiene la cualidad de potenciar los principios activos del resto de cosméticos utilizados. Por ello se recomienda utilizarlo con la crema hidratante para un efecto mas rápido y duradero.

Se necesita solo una pequeña cantidad de producto para que su efectividad sea visible y se aplica principalmente durante la noche. Os damos un consejo, tienen un efecto flash y podemos utilizarlo en momentos concretos ya que ilumina el rostro y minimiza las imperfecciones. Es importante saber que este producto es valido para cualquier edad y tipo de piel, con lo cual es una buena recomendación para ayudar a cuidar la piel de la clienta con independencia de su madurez.

Ahora que ya cuentas con esta información conseguirás potenciar los efectos de estos tres productos y aconsejar los que más se adecuen a la piel de tu clienta. Tienes asegurado un resultado espectacular!